Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

ES HISTORIA: El exitoso proceso del CMC que llevó al tricampeonato argentino de natación

ES HISTORIA: El exitoso proceso del CMC que llevó al tricampeonato argentino de natación

El primer paso para alcanzar los logros, es desearlos. Y una vez que la idea está fija en la mente, son el resultado de un proceso que lleva tiempo, claridad de objetivos y sobre todo, persistencia. Los triunfos cosechados por el equipo de natación del Club Municipalidad de Córdoba en este último quinquenio tuvieron todos esos condimentos puestos en el mismo contenedor por entrenadores, dirigentes y deportistas.

En agosto de 2014, un equipo dirigido por el entrenador Gustavo Urgelles, en su mayoría por cadetes y menores, tuvo sus primeras cosechas de medallas en el 4º Abierto Copa del Área Club, San Luis 2014. Un farol que iluminaría el camino a ser el mejor club de la natación argentina en un relativo corto plazo. 

Apuntalados por la explosiva aparición de Santiago Bergliaffa, el equipo empezó a transitar un camino que tuvo muchas satisfacciones. Para septiembre de ese año Bergliaffa sería invitado al 12° Campeonato Mundial de Natación de piscina corta (25 metros) en Doha (Qatar), en una confirmación de su proyección olímpica. El cordobés cerraría la temporada bajando 13 récords nacionales de categoría.

Para 2015 la incorporación de otra juvenil, Magui Metti, marcó un fuerte impulso a las aspiraciones del equipo, al igual que la decisión de encarar todos los frentes posibles, incluso con chicos desde 7 años, para ir foguéandolos en el proceso.

Por ese tiempo Rodrigo Frutos, uno de los mejores pechistas del país, clasificó por segunda vez a unos Juegos Panamericanos en Toronto 2015 y compitió en el prestigioso torneo María Lenk de Brasil, cumpliendo la meta de tener presencia y fogueo en torneos internacionales. Pero además, la Municipalidad de Córdoba, con una activa participación de Talento Sports en la organización, lanzaría el circuito de desarrollo más importante del interior del país de los próximos años: la Liga Municipal de Natación.

Fueron momentos en los que el equipo empezaría a tomar vuelo entre los Mayores con dos promesas juveniles del país, Bergliaffa y Metti, incluyendo alguna destacada participación internacional en la IV Copa Orense por invitación en Ecuador, en el que el equipo se trajo el trofeo mayor; y el prestigioso torneo de Mococa (Brasil). Esto le valió a ambos recibir el Premio PROMESA 2015 en Natación, en una ceremonia anual de Talento Sports. 

En el Campeonato Argentino de Mayores de ese año, el reducido equipo de la por entonces Dirección de Deportes de la Municipalidad de Córdoba (DDMC) avisaría lo que se vendría por primera vez, con un prometedor 5° puesto.

Para 2016 las expectivas eran crecientes. En abril de ese año llegaría la columna que le faltaba a las ilusiones de títulos, y no fue un nadador: el Club Municipalidad incorporaba a Daniel Garimaldi al equipo técnico, uno de los mejores entrenadores que haya dado el país, y con él a la chilena Kristel Kobrich, de las mejores fondistas del mundo.

El 22 de septiembre de ese año, Santiago Bergliaffa lograría su primer récord argentino absoluto, en el Selectivo para el Mundial de pileta corta de Canadá, que se disputó en Santa Fe. El juvenil de 17 años dirigido por Urgelles y Garimaldi se despachó con un tiempo de 4m17s60 para romper la marca vigente en el país de 400 combinados.

En el Campeonato Argentino de diciembre de ese año, el CMC ya era cosa seria: terminaba escolta del gran Sociedad Alemana de Gimnasia de Villa Ballester (SAGVB) con un total de 371 puntos (a 70 de diferencia), y postergando al poderoso River Plate. El equipo comenzó a tomar forma con Bergliaffa, Metti, Frutos, Kobrich, los trasandinos Kai Schmeissel y Felipe Tapia, el venezolano Andy Arteta, Olivia Carrizo y Monserrat Gómez.

Lo más importante es que, independientemente que Córdoba se volvió a posicionar como la mejor natación de Argentina, lo más importante es que pudimos armar un equipo competitivo rápidamente, con la incorporación de dos o tres nadadores. Y es una demostración a nivel nacional que la natación argentina no está bien, porque enseguida y con poco, podés ponerte al frente. Lo negativo es que se perdió rápido la base de ese equipo, por causas diferentes”, adelanta Daniel Garimaldi. “A medida que se fue perdiendo la base, pusimos todo a punto cero y empezamos de nuevo. Este camino que hacemos ahora es mucho más largo, pero lo bueno es que te concentrás en un objetivo posible teniendo algo de natación, con algo de base se puede aspirar a cosas importantes a nivel nacional. Fue muy positivo para nosotros”, agregó. 

En 2017 los podios nacionales se prolongaron a los Juveniles, con un tercer puesto en el Campeonato República, detrás de SAGVB y River Plate; y con Manolo Rodríguez (cadete) y Martina Urgelles (Menor), como los primeros nadadores fruto de este proceso.

Para abril Metti y Bergliaffa brillaban en el Sudamericano de Cali. Un mes después, en mayo, el ahora equipo del Club Municipalidad de Córdoba (CMC) se consolidaba como el segundo mejor equipo del país en el Argentino de Santiago del Estero, esta vez a solo 38 puntos del campeón SAGVB. La diferencia se acortaba.

El 27 de agosto Santiago Bergliaffa alcanzó el momento culminante de su evolución al quedar en el sexto puesto de la prueba de 400 combinados, en el Campeonato Mundial Junior de Indianápolis. Además batió dos récords absolutos argentinos en 400 combinados (marca anterior propia) y en 200 combinados (marca anterior de Joaquín de 2006).

El 16 de diciembre de ese año llegaría el objetivo tan anhelado: el CMC se consagraba por primera vez como Campeón Argentino con la base que venía trabajando: Bergliaffa, Metti, Kobrich, Arteta, Frutos, Olivia Carrizo y Monserrat Gómez. Con un acumulado de 435 puntos desplazó al defensor del título que terminó segundo con 413 puntos.

El 27 de abril de 2018, el CMC confirmaría que conseguido no era golondrina de un solo verano con el bicampeonato en el Argentino Absoluto del Cenard.

Ese año Bergliaffa y Metti volverían a estar en el equipo argentino en el Sudamericano de Perú; mientras Olivia Carrizo representaría al país en los Juegos Panamericanos Universitarios; y Kobrich, Arteta y Monserrat Gómez competirían por banderas diferentes en los Juegos Odesur de Bolivia.

“Todo empezó por la unión de dos voluntades en el intento de hacer algo nuevo. Después vino que la gestión diera resultado –describe Gustavo Urgelles, impulsor de esta iniciativa-. En este caso el Municipio, la repartición de Deportes, nos dio su apoyo para desarrollar este proyecto a cuatro años. El CMC, por su parte, nos apoyó en todo lo que se planificó, y en cuanto a infraestructura, la gestión política mejoró las piletas de 25 metros en los Polideportivos, y luego pudimos entrenar en la pileta de 50 metros del Kempes. Ese conjunto de cosas fueron los ingredientes para llegar al objetivo que nos propusimos: ser campeones argentinos. Nos hubiese gustado llegar con 90 nadadores federados, algo difícil, y sólo alcanzamos a tener 30 a 35 nadadores federados nacionales. Para nosotros fue histórico porque el club nunca había podido lograrlo”. 

El 14 de enero de 2019 el CMC conseguiría el tricampeonato en el Argentino de Mayores en el Cenard, pero esta vez de una manera aplastante, desde el inicio hasta el final. Con un importante aporte de sus refuerzos, acumuló 482 puntos, contra 311 de su escolta, SAGVB. 171 puntos de diferencia como para alejar toda duda de la superioridad del equipo cordobés.

En marzo Kristel Kobrich clasifico a los Juegos Olímpicos de Tokio, y Martina Urgelles empezaría a demostrar que es una de las promesas de la natación cordobesa.

En abril, en el Campeonato Argentino del Cenard, el CMC quedaría subcampeón detrás de SAGVB en un infartante final; y en agosto el semillero empezaría a dar resultados al quedar en sexto lugar entre 148 instituciones de todo el país, en el Campeonato República de Infantiles y Menores, al asistir con 26 nadadores. Este salto de calidad de las bases se reafirmó al ganar el 13 de octubre pasado el Campeonato de Federados Promocionales de Rosario, superando a otros 25 equipos de todo el país.

Claro que una cosa es decirlo y otra ponerlo en práctica, pero los protagonistas del equipo del CMC lo demostraron: “Se puede hacer un equipo con la idea de ser el mejor. Con poco estas segundo, y competís con un equipo como SAGVB que se lleva todas las figuras a nivel nacional. Este equipo que se está formando, en tres o cuatro años vuelve a estar entre los primeros”, anticipó Garimaldi.

Con los logros en las vitrinas, el CMC hizo historia no por un cúmulo de casualidades, sino por haber sido capaz de reunir capacidad, conocimiento, calidad de nadadores y el respaldo institucional necesario. Por estas cosas, y por la ambición de ser el mejor, es que nadie podrá sacar al Club Municipalidad de los libros de historia de la natación argentina.

Volver a Noticias de Natación