Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

MUNDIAL QATAR 2022: Cómo llega Australia, el rival de Argentina en los octavos de final

MUNDIAL QATAR 2022: Cómo llega Australia, el rival de Argentina en los octavos de final

Si la historia inclinara la balanza en un duelo de 11 contra 11, entonces Argentina tendría el pase asegurado a los cuartos de final de la Copa del Mundo de Qatar. Pero no es así. Y sino nos podemos remitir a la prueba a la que sometió al equipo de Scaloni, el seleccionado de Arabia Saudita.

El próximo rival de Argentina, en octavos de final, será Australia, segundo del Grupo D y 38vo. del ranking FIFA, en un partido a disputarse este sábado próximo a las 16 (22 de Qatar) en el estadio Ahmad Bin Ali, con capacidad para 45.032 espectadores.

Los "Aussies" entraron por la puerta de atrás al Mundial (venció en el Repechaje al Perú del “Tigre” Gareca), pero dieron la gran sorpresa del grupo al vencer a Túnez pero sobre todo por su victoria sobre Dinamarca (1-0) que le dio el pase a la segunda fase del Mundial. Terminó con el mismo puntaje que Francia (6) pero por su derrota ante los galos por 1-4 es que el promedio de goles los dejó en el segundo lugar.

El seleccionado albiceleste y los de Oceanía se enfrentaron siete veces en la historia y esta será la primera vez que se miden en un Mundial. La balanza se inclina para Argentina: 7 partidos, 5 victorias, un empate y una derrota.

La única vez que Argentina perdió un duelo fue en 1988, dos años después del título en México, por la Copa de Oro Bicentenario de Australia. Terminó 4 a 1 para los locales en el primer choque entre ambos. La primera victoria de la selección nacional fue el 18 de junio de 1992, en un amistoso en el que el conjunto nacional triunfó 2 a 0.

Los siguientes duelos son recordados: empate 1 a 1 en Sidney, y triunfo 1-0 en el Monumental por las Eliminatorias 1994, repechaje previo al Mundial de Estados Unidos y con la vuelta de Diego Maradona. En 2007, en un amistoso, fue triunfo argentino con gol de Martín Demichelis y un joven Lionel Messi. 

Cómo juega
Australia es un equipo estructurado, con un perfil muy inglés, sin tanta creatividad pero sí con un juego muy físico y friccionado. Su entrenador es Graham Arnold, quien tuvo tuvo una larga carrera como futbolista en el seleccionado australiano. En Alemania 2006 fue asistente técnico y después de Rusia 2018 se hizo cargo como entrenador principal, en sus únicas experiencias mundialistas.

Casi con certeza apostarán a su envergadura física para contrarrestar el juego de los argentinos, probablemente algo similar a lo que ocurrió con Polonia. Ninguno de los jugadores que integran este equipo “aussie” mide menos de 1,80 metros. El zaguero central Harry Souttar mide 1,98 de estatura y es el segundo jugador más alto del torneo. 

Juegan de contragolpe, con pelotazos y corridas veloces. En ninguno de los tres partidos de la fase de grupos registró más tenencia que sus rivales (38 % ante Francia, 42% con Túnez y 31% ante Dinamarca). A Australia le remataron 50 veces al arco, apenas lo hizo en 21, anotó tres goles y le anotaron cuatro pero en un solo partido (Francia). Contra Túnez y Dinamarca sostuvo su valla invicta, defendiéndose por lo general cerca de su área.  

Es muy probable que Australia reconozca el favoritismo de los de Scaloni y lo espere metido atrás, tratando de recuperar allí y salir rápido de contraataque, la fórmula que le dio el pase a los octavos de final.

Es un Mundial y no se puede subestimar a ningún rival. De hecho eliminaron a Dinamarca, que aparecía como candidato a pasar de fase. Y Argentina aún tiene la mejilla caliente por el cachetazo de Arabia Saudita. Vale lo que dijimos tras esa derrota: un cachetazo a tiempo también sirve para despabilar, y por lo hecho ante México y Polonia, Arabia nos dejó sin invicto pero nos despertó para ver lo que se está jugando. A tiempo.

¿Cómo seguiría?
Si Argentina elimina a Australia (cruzamos los dedos) se eliminaría con el ganador del choque entre Países Bajos y Estados Unidos. Los holandeses son un equipo interesante, con buenos jugadores, mientras que los estadounidenses tienen un perfil más parecido a Australia, con toque y salida rápida pero no tan friccionado.

En una hipotética semifinal, Argentina enfrentaría al mejor que surja de la llave que cruza al 1° del Grupo E (hoy España) y al 2° del F (hoy Marruecos, Croacia o Bélgica); y en el último partido de octavos, al 1° del G (hoy Brasil) y el 2° del H (Ghana o Uruguay). Es decir que una hipotética semifinal podría ser frente a España o Brasil, si tomásemos los resultados al día de hoy.

Pero como decía el gran Carlos Salvador Bilardo, “el que especula pierde”. Para ser campeón, hay que ganarles a todos, toque quien toque.

Volver a Noticias de FÚTBOL