Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

VÓLEY: El emotivo mensaje de las jugadoras de Dolphins, pidiendo recuperar la vida de club

VÓLEY: El emotivo mensaje de las jugadoras de Dolphins, pidiendo recuperar la vida de club

Cada deportista o entrenador que pasa por el Club Dolphins de Córdoba apela a la misma definición: una gran familia. Hace pocos días, la jugadora del Primer equipo de vóley, Catalina Colmenares, subió un emotivo mensaje a las redes sociales.

“Los sábados siento un poco más de ‘extrañitis’ por todo esto. Por mis amigas, por mi equipo, por el club, mis técnicos y el vóley. Y ojo no hablo sólo del deporte en sí, hablo de todo lo que hay atrás de eso. Hablo de las charlas entrando en calor, los chistes durante el entrenamiento, o el partido, las puteadas porque Belén no defendió, o porque yo marqué mal el bloqueo, o porque Ana armó a donde quiso (siendo central), de la felicidad y lo pleno que uno se siente cuando festeja un punto con su equipo, sea el mejor punto del mundo o simplemente alguno del que seguro nos vamos a reír toda la semana”, escribió Cata, “Plumita” para los amigos. Y agregó: “Extraño los famosos ‘Tercer Tiempo’ en la csaa de los Gómez, que junto con el club es la segunda casa de todas. Extraño molestar a ‘Dali’, que me duela la panza por reírnos de absolutamente todo, de quejarme y que ‘Seba’ me rete por quejarme de boludeces o de las supercharlas de Gustavo (Gómez, el técnico) que siempre algo te dejan”, agrega.

A Belén Gómez, otra de las referentes del equipo, le toca pasar la cuarentena en Jujuy, su lugar de origen y a donde volvió por la inactividad. “Es difícil porque estar todo el día encerrado, y pasar de tener una rutina donde entrenás y jugás partidos para despejarte de la Facu, a no hacer nada y entrenar en tu casa se hace súper difícil. Ademas estoy en Jujuy, donde estamos súpercomplicados porque aumentaron muchísimo los casos y hay días en que está prohibido salir. Eso afecta”, asegura. “Se extraña mucho lo que es entrenar con mis amigas, reírme, y jugar partidos, y después quedarnos a comer un asado o a tomar algo con las chicas. Todo eso se extraña, la amistad y pasar un buen rato. Espero que pronto se pueda volver a la normalidad, a entrenar y tener esos ‘tercer tiempo’ con mis amigas y despejarme un poco del coronavirus que te consume la cabeza”, reconoce.

Por su parte, Florencia Ruiz, hace TRES AÑOS que juega para el equipo del Delfín y es parte de esos momentos: “pasé por muchos clubes, tuve muchas compañeras, entrenadores, camisetas, y nunca me sentí como en ‘casa’ como en Dolphins, honestamente. Esta pandemia me cambió todo. Extraño el sentirme parte de algo más, de una segunda familia; cuando Gustavo (Gómez) nos pasa a buscar, el camino hacia el club con las chicas, el llegar y encontrar a todos y ponernos al día con las novedades (por más que haya pasado dos días); las cenas después de los partidos, las juntadas en casa de los Gómez, las charlas para sacar balance o proponer objetivos, ¡todo! Con esta situación excepcional que atravesamos, te das cuenta lo que tenías, lo que vivías cotidianamente y no valoraba. Ahora me hizo un CLICK y de verdad anhelo volver a vivir todo lo que vivía”.

Dali Gómez, hija de Gustavo y gran pilar el equipo, confirma todo lo dicho por sus compañeras. “Es un extrañar constante. Extraño las personas, las amistades, el tercer tiempo, las cenas, las juntadas de los viernes y los sábados de ir a ver béisbol. Obvio que extraño mucho jugar y entrenar, pero más que nada son las relaciones. Hay que superarlo, aceptarlo. Sabemos que no es para siempre y que vamos a volver, y que estas lindas costumbres que teníamos los fines de semana o los días de semana, van a volver. Lo pasaremos, extrañando, pero todo eso va a volver”, reflexionó.

"Esta cuarentena fue todo un desafío para mí, tuve que adaptarme a todo lo virtual, alejarme de mis amigos y dejar de hacer lo que me hace feliz, que no es otra cosa que jugar al vóley. Una de las cosas que más extraño es poder ir al club y simplemente disfrutar el deporte y la compañía de mis amigas", agrega Ana Paula Cajal, quien también es de Jujuy.

Cata Colmenares le pone el sello a la espera, con una reflexión en la que valora la vida de club, y el valor de estas instituciones en la contención social y de la juventud: “Ojalá todos tuvieran la suerte de poder vivir momentos y experiencias como las que te deja el deporte y un club. Ninguna queja sobre ningún club para el que tuve la suerte de jugar; todos me dejaron personas hermosas desde entrenadores -que son como mis tíos- hasta amigas que son como hermanas. Y cosas hermosas que hoy me hacen extrañar el vóley. Espero que pronto volvamos a disfrutar juntos”.

El Club Dolphins elevó una nota pidiendo que los dejen entrenar al aire libre. Por lo que dijeron Cata, Belén, Flor y Dali, es más que practicar deportes. Es recuperar ese espacio en el que comparten, disfrutan y llevan adelante una vida sana con buenas relaciones. Tal vez es momento de revisar si esto es posible, por supuesto respetando el contexto y los protocolos, pero tratando de recuperar espacios en la nueva normalidad.

Volver a Noticias de Polideportivo