Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

NATACIÓN ADAPTADA: El Centro de la República, un torneo de referencia en el país que este año cumpliría 15 ediciones

NATACIÓN ADAPTADA: El Centro de la República, un torneo de referencia en el país que este año cumpliría 15 ediciones

El Campeonato Nacional de Natación Adaptada “Centro de la República”, que anualmente organiza en Córdoba el Centro Integral de Desarrollo para personas con discapacidad (CID) de Silvia Vélez Funes, junto con Talento Sports, ha sido desde hace 15 años una cita ineludible para instituciones de todo el país de natación adaptada y, en los últimos años, también de equipos de Uruguay.

De hecho, en la edición 2019, 230 chicos de 10 provincias y de Uruguay, participaron de la competencia que contó además, con la participación de nadadores Parapanamericanos, los cordobeses medallistas de Lima 2019, Elizabeth Noriega y Germán Arévalo, y la bonaerense Daiana Moura (Olavarría). Una experiencia invaluable para nadadores adaptados, que no sólo vivieron un fin de semana compartiendo con sus pares y aplicaron en una piscina todo lo entrenado, sino que estuvieron nadando al lado de referentes internacionales.

“La idea de organizar un torneo Nacional surgió a partir de vivir la experiencia en unos torneos a los que habíamos asistido. En esa época había cuatro torneos al año: los Infanto-Juveniles en Mar del Plata; el de Justiniano Posse; el de San Jorge, en Santa Fe; y el otro en Independiente, de Buenos Aires. Cuando fuimos a Justiniano Posse, que se hacía el segundo fin de semana de febrero, nos dimos cuenta que podíamos organizar uno nosotros. En ese momento estaba en e Allouette, una institución de actividad física y terapéutica, y junto con una gran comisión de padres organizamos el torneo. Alquilamos la piscina del Quality y ahí lo hicimos”, cuenta Silvia Vélez Funes, la gran precursora, remontándose a 2006.

“Al torneo, como todo primer torneo, deben haber venido unos 100 nadadores. Eran torneos más bien chicos en esa época, y teníamos muy solucionados muchas cosas: ahí teníamos la comida, el albergue, la pileta. Venían el viernes a la tarde, competimos el sábado y se hacía una fiesta el sábado por la noche. De esa forma teníamos jornadas que compartíamos con chicos de muchas provincias”, recuerda.

Entre los que asistieron en las primeras ediciones estuvieron los equipos de “Echesortu, de Rosario; un grupito de Catamarca; River Plate, a cargo de Marcela Delviso, que es entrenadora de la selección de Fadepac y una persona que nos ayudó mucho y me fue guiando. También venían muchos chicos de Buenos Aires, había una delegación de 40 que venía en tren”.

A partir de su iniciativa, la actividad creció en todo el país. “Al hacer nuestro torneo fueron cinco al año. Después se sumó Echagüe de Paraná, y de ahí se sumaron otras instituciones con el correr de los años. Gracias a Dios se hizo un deporte muy federal. Hoy organizan torneos Salta, Paraná, Concordia y La Rioja; y de a poquito se fueron sumando diferentes instituciones y diferentes provincias”

El torneo fue evolucionando a lo largo delos años, se incrementó la concurrencia de nadadores y equipos, más cantidad de provincias, se hizo mucho más federal. En el año 2011 este roce tuvo su primera repercusión dentro del equipo de CID: “tuve dos chicos que integraron la selección juvenil argentina de Fadecir y participaron de las Olimpíadas Infanto-Juveniles paralímpicas de Colombia: Francisco Baigorrí, que hoy está volviendo a nadar, y Franco Vélez Funes. Por su parte María Álvarez viajó a Grecia en Olimpíadas Especiales”, destaca Silvia.

El torneo evolucionó a medida que fue creciendo en prestigio y convocatoria. En 2015 se realizó la primera Jornada de Capacitación en Deporte Adaptado. “Fuimos incorporando capacitaciones porque era importante desarrollar la formación y el aprendizaje, y eso hace que más gente conozca más sobre del deporte adaptado”, señala Silvia Vélez Funes.

La actualidad bajo la cuarentena por la pandemia del Covid-19, cambió la realidad y alteró las posibilidades de la organización del 15° evento, previsto para este año. “La pandemia trajo muchas cosas nuevas, como modernizarnos y trabajar a través de la plataforma Zoom. Aunque los chicos dicen que no es lo mismo, quieren verse y compartir” señala

Sobre el torneo, advierte que “va a ser difícil poder hacerlo por la situación económica. Está complicado para poder reunirnos y por el tema de costos. Ojalá pudiésemos hacerlo, porque sería un buen evento para los chicos, porque volverían a reunirse y a nivel emocional sería importante. Hoy cada vez que extienden la cuarentena lloran. Les está costando mucho. En algunos he visto un crecimiento personal en los chicos, les mando ejercicios y lo hacen, algunos entrenan más que otros, pero necesitan volver a la pileta, juntarse. Si a nosotros nos cuesta, a los chicos mucho más. Hay chicos con conductas que nunca las habían tenido”.

Y reflexiona: “Esto es un aprendizaje porque al tener un poco más de tiempo, se puede pensar, planificar y ver las diferentes realidades que tenemos nosotros y cada uno de los chicos”.

Volver a Noticias de Deporte Adaptado