Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

TENIS DETRÁS DE IL TEMPO: Matías Oddone, las sensaciones y experiencia de un tenista aplicadas a la formación

TENIS DETRÁS DE IL TEMPO: Matías Oddone, las sensaciones y experiencia de un tenista aplicadas a la formación

La elección de un buen formador es clave en las posibilidades futuras que tendrá un jugador. El tiempo de aprendizaje es corto y el rol del profesor-entrenador es determinante si un chico aspira a trascender en el tenis.

Matías Oddone es uno de los integrantes de la Academia de Tenis Il Tempo, y no sólo ha sido un ex tenista destacado de Córdoba, de gran técnica e inteligencia. Es un entrenador que ha absorbido en la cancha las sensaciones y experiencia de un jugador en niveles internacionales, y sabe cómo transmitir las pequeñas cosas que hacen la diferencia con una notable capacidad pedagógica.

En su carrera fue Campeón Nacional Sub 14, número 1 en singles y dobles del país, y número 2 a nivel sudamericano. Su gran rival en esa edad fue el peruano Luis Horna. También jugó el Mundial Sub 14, donde el equipo argentino finalizó octavo. Tras jugar en la Primera de Córdoba se sumó a la Universidad de Drury, en Springfield (Missouri, Estados Unidos), donde fue campeón de su división en singles y dobles. Eso le valió recibir una distinción nada menos que en el US Open, e ingresar al Hall of Fame de su Universidad. Tras sus estudios jugó algunos torneos profesionales y en 2003 ingresó al ranking mundial ATP, pero luego se dedicó a ser entrenador en el High School de Joplin (Estados Unidos), equipo con el que fue campeón.

A la hora de hacerle una recomendación a sus dirigidos, les pide “entrega, humildad, darlo todo, no guardarse nada. Pueden ganar o perder, pero si diste todo salís bien de la cancha. Eso, humildad, escuchar y también preguntar”. Sobre la competencia y la forma de jugar, aclara que “me gusta que resuelvan ellos, me parece que ellos están en la cancha y tienen que resolver. Uno los puede ayudar, pero me gusta dejarlos jugar y que ellos decidan. Y después sí, analizar lo que hizo, porque lo hizo, si no lo leyó, y cómo se sintió. Me parece que es la mejor forma de que después se den cuenta de cómo buscarle la vuelta al partido aun cuando pueda no ser el mejor día”.

Oddone tiene sus complementos perfectos en la Academia, Javier Vittar y Diego Gallo. “Vittar un tipo con mucha formación, y tiene una gran experiencia como coach. Me hace acordar a mí en mi época de jugador, porque sueña tenis, respira tenis, transpira tenis, y da el ciento por ciento en la cancha. Eso es muy valorable”, rescata. Y agrega: “Y Diego Gallo tiene la gran capacidad de escuchar, escucha mucho y lo pone en práctica, que es importante. Hoy hay mucho ego y a él no lo afecta. Ha aprendido mucho estos últimos años”.

Los tres forman un equipo que se complementa, para ser una de las dos o tres academias de tenis en Córdoba con posibilidades de proyectar jugadores y si las condiciones se dan, acompañarlos al exterior. Formarlos desde la base, con el trabajo de Diego Gallo en la formación, el aporte de Matías Oddone y el acompañamiento de Javier Vittar. Todo con honestidad profesional, algo que es un rasgo distintivo a la hora de plantear objetivos altos.

Volver a Noticias de Tenis