Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

NATACIÓN: Los cordobeses que le pusieron nombre propio a los récords de la natación argentina

NATACIÓN: Los cordobeses que le pusieron nombre propio a los récords de la natación argentina

Dejar los registros en el libro de los récords de la natación argentina no es poca cosa. Marca de alguna manera el nivel alcanzado, y por supuesto mientras más perdure en el tiempo plantea una dicotomía: o se fue demasiado bueno, o el nivel de los nadadores no evoluciona.

Como sea, Córdoba tiene varios nadadores que han dejado su marca, y como ha venido ocurriendo en los últimos años, las mujeres han sobresalido mucho más que los hombres.

Por su versatilidad, la cordobesa que más registros propios tiene entre los Récords Argentinos Absolutos es Andrea Berrino. Pero también están Georgina y Virgina Bardach y Macarena Ceballos; y en hombres José Meolans, Santiago Bergliaffa y Andrés González.

El 16 de abril de 2016 Berrino firmó el récord en los 100 espalda, al lograr un tiempo de 1m0s44. Un año después, el 1 de mayo de 2017, pondría su sello en 50 libres con 25s56; y para diciembre lo haría en 50 espalda con 27s80. No se detendría ahí: el 17 de junio de 2018, Andrea se quedaría con la marca en 200 espalda, con 2m12s50.

La otra nadadora destacada de estos últimos años es Virginia Bardach, Premio TALENTO 2014, quien tiene sus marcas en las pruebas de mariposa. La menor de las hermanas Bardach tiene su nombre grabado desde el 30 de marzo de 2016 en 200 combinados con 2m13s46; y desde el 4 de mayo de ese año en 100 mariposa, con 1m0s93. El 7 de noviembre de 2018 sumó el de 200 mariposa con 2m10s80.

Su hermana Georgina Bardach, ya retirada y Premio TALENTO 2012, todavía conserva el de 400 combinados, alcanzado el 4 de agosto de 2014 con un tiempo de 4m37s51.

Y también está Macarena Ceballos, con su marca personal en los 50 pecho, con 30s76, alcanzado el 17 de junio de 2018; y en 50 mariposa, con 27s16, anotado el 20 de abril del mismo año.

En postas, Berrino y Ceballos comparten el mejor registro de los 400 libre junto a Julieta Lema y Delfina Pignatiello, con 3m48s75; y Berrino y Bardach la mejor marca en 800 libres, junto a la propia Pignatiello y Dini. La marca de 400 combinados reúne a las tres cordobesas récord en actividad: Berrino, Ceballos y Bardach, junto a Díaz, tienen la marca con 4m07s48.

En los 200 combinados posta aparece otra cordobesa, Valentina Marcantonio, que junto a Arce, Lema y Pignatiello, lograron el mejor tiempo con 1m59s72.

En 400 libre mixto, Berrino se sumó en 1 de abril de 2016 a Buscaglia, Rodríguez y Díaz, para un tiempo de 3m33s99; y a Macarena Ceballos, Grassi y Gabrich el 31 de marzo de ese año, en 400 combinados, para registrar un tiempo de 3m52s31.

En varones, tres retirados
Si las mujeres le han dado a la natación cordobesa múltiples satisfacciones no sólo a nivel nacional, sino también en competencias sudamericanas y panamericanas, en caballeros las referencias pertenecen a dos nadadores que ya han colgado sus mallas.

El récord en los 50 libres todavía está en manos de José Meolans, que se retiró en 2008 ya lleva ¡12 años! El 21 de diciembre de ese año, “el Tiburón” cordobés, Premio TALENTO 2015, dejó la natación ganando los 50 libres en un Argentino y registrando un récord con 22s18.

Los otros dos registros de un cordobés pertenecen a Santiago Bergliaffa, Premio PROMESA 2015. El 27 de agosto de 2017 grabó su nombre en los 400 combinados con 4m22s29; y el 12 de enero de 2019, poco antes de retirarse de la natación (sorpresivamente, cuando tenía un gran futuro), paró el cronómetro de 200 combinados en 2m04s62.

El otro nadador que tiene inscripto su nombre entre los mejores tiempos de la natación argentina es Andrés González, representante olímpico en Beijing 2008. El sanfrancisqueño tiene la mejor marca en 200 mariposa desde el 8 de mayo de 2009, con un tiempo de 1m58s18.

Meolans perdura en el récord de posta en 200 combinados, junto a Otero, Arciprete y Cavanagh, con un tiempo de 1m44s03.

Salvo una aparición fulgurante, las proyecciones indican que en varones no hay un cordobés que pueda reemplazarlos a corto plazo. Es que Meolans primero, y Bergliaffa después, pusieron una vara difícil de alcanzar, aunque no imposible.
Volver a Noticias de Natación