Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

RÍTMICA: “Lo más importante son las ganas de trabajar y que tenga carácter de superación” (Camino Mateos, entrenadora española)

RÍTMICA: “Lo más importante son las ganas de trabajar y que tenga carácter de superación” (Camino Mateos, entrenadora española)

Desde hace unos años, la gimnasia rítmica del Club Municipalidad cumple con una rutina que le ha dado resultados internacionales en los últimos años: una fuerte pretemporada y el aporte de experimentadas entrenadoras extranjeras que dejan su aporte en el entrenamiento de las chicas.

Este año, la entrenadora invitada por el área de Conjuntos es Camino Mateos, una formadora de Asturias de gran ascendencia en la gimnasia rítmica española.

“Mi objetivo es ayudar lo máximo posible. No tenía expectativas previas porque nunca había venido a Argentina. He estado en Estados Unidos pero nunca había venido aquí, aunque conocía la gimnasia de Argentina”, adelanta “Cami”.

Su palabra es más que autorizada. Tras haber sido gimnasta hasta los 20 años, hoy en España trabaja en la Asociación Deportiva Omega, fundada en 2003 en Asturias, en donde dirige junto a su compañera Natalia Onopko el área de competición. Además es la responsable del Comité de Jueces y del Comité Técnico de la región en España, y forma parte del Comité Nacional de Jueces. 

Con una semana de trabajo, Camino ya se da una idea de las características de los conjuntos con los que está trabajando. “Las chicas del conjunto Seniors son muy trabajadoras y sacan, con menos medios, más cosas. Creo que valoran el trabajo de su entrenadora. Quizá en Europa lo tienen todo más fácil. En conjunto el físico tampoco es tan importante como en lo individual, es más importante el aparato y trabajan bien con él”, describe.

La entrenadora rescata que “no es lo que les falte (evolución) a ellas sino al país, es una cultura de conjuntos que empezó con ellas, no hay una gran historia en el país”. Por esto, “me sorprende la capacidad de las niñas de venir al entrenamiento. Están haciendo pruebas para la universidad y vienen igual. Es para valorar el sacrificio que hacen, tanto de ellas como de sus familias. Para traerlas aquí, que no falten a entrenar”. Y define: “El bailarín no es bueno dependiendo de los zapatos, hay bailarines buenos con malos zapatos y al revés”.

A diferencia de otras gimnastas, Camino no pudo dejar de vincularse a la disciplina. “La gimnasia rítmica te enseña disciplina, organización, trabajo en equipo, a ser responsable, es una escuela de la vida. En mi trabajo, igual que cuando era gimnasta, me gusta hacer las cosas bien, soy muy meticulosa, muy responsable, intento ser puntual, todo lo que me pedían en un entrenamiento lo quiero extrapolar a mi vida”, asegura.

Partidaria de viajar para que las chicas conozcan otras culturas, de ver otra gimnasia, y evolucionar de otra manera, Camino siente que tiene “la suerte de poder trabajar en mi pasión. Estudié ingeniería y no la ejerzo”.

Quizá por esa experiencia propia, es que a la hora de detectar talentos y analizar una gimnasta, la española asegura que “para mí lo más importante son las ganas de trabajar, que cuando le expliques las cosas estén absorviendo toda la información, y que tenga carácter de superación. Además que sepa escuchar, que tenga gracia en el tapiz, y si puede ser alta y delgada con piernas largas, entonces ya nos morimos de gusto (sonríe). Y es muy importante el apoyo de las familias, tiene que ser un conjunto de tres: el técnico, la gimnasta y la familia. Si no tenemos el apoyo de los papás no podemos hacer nuestros proyectos”.

Volver a Noticias de Rítmica