Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

BÉISBOL: “Este año veremos un equipo más maduro, pero con el mismo hambre” (Darío Martín, manager de Dolphins)

BÉISBOL: “Este año veremos un equipo más maduro, pero con el mismo hambre” (Darío Martín, manager de Dolphins)

Desde que el equipo de Falcons logró su consagración en la Liga Argentina de Béisbol en 2018, el club Dolphins (dueño de la franquicia) dio un salto acelerado a los primeros planos del béisbol argentino. Si bien antes tenía la historia, en noviembre pasado le agregó el resultado que le permitió trascender a nivel internacional en la Serie Latinoamericana disputada en México.

Al frente del equipo, como manager del club Dolphins, está Darío Martín, quien no pierde tiempo en poner objetivos mayores que consoliden ese salto de calidad.
“Falcons y Dolphins conviven en un mismo equipo, es difícil separarlos porque son los mismos jugadores, salvo un par de refuerzos para la Liga Argentina. Para este año la idea principal es no superpoblarnos de extranjeros, queremos seguir dándole la oportunidad a nuestros jugadores, como siempre lo hemos hecho”, adelanta. 

 “Haber sido campeones de la Liga el año pasado nos dio un aire, e hizo que cambiáramos nuestra cabeza en varios aspectos. Primero por la confianza que te da haber ganado, y en la manera en que se ganó, eso hará que este año veamos un equipo más maduro, más relajado, lo que no quiere decir que no tenga el mismo hambre. Creo que ese torneo tiene que haber hecho crecer a los jugadores”, valoró el entrenador.

-¿Cómo se capitaliza esa experiencia en un equipo tan joven?
-Estoy convencido de que esto ayuda a crecer a los jugadores. Depende mucho de cómo los lleves dentro de la misma Liga. El equipo es joven, hay poca experiencia, y es cierto que a los jugadores en Argentina les llega un momento en que tienen que darle atención al trabajo y la familia. Un jugador de 30 años es difícil que se pueda comprometerse de tal forma para mantenerse entrenando en cierto nivel. Entonces es fundamental darle esa experiencia a los jugadores de entre 20 y 25 años. 

-La Serie Latinoamericana en México fue un segundo escalón en ese crecimiento. 
-El jugador argentino es muy inteligente, como en la mayoría de los deportes. Es más, te diría que los jugadores de otros países más peloteros y más profesionales son más estructurados. El argentino tiene una viveza que lo ayuda. Hay casos y casos, pero hay veces en que es más fácil jugar contra equipos de Dominicana, de Panamá o México porque su visión del juego, y el jugador argentino puede sacarle una diferencia en lo mental. Hoy los jugadores argentinos saben jugar béisbol, entienden el juego. Sí, en cambio, la mayor diferencia es la cuestión física. Los profesionales tienen un desarrollo distinto al nuestro, es algo para trabajar, se puede hacer; y la competencia, porque ellos están constantemente compitiendo contra profesionales.

-Esa diferencia física, ¿es por genética o por desarrollo?
-Es una cuestión de cantidad de jugadores. Ellos trabajan con una base más amplia y pueden tomar jugadores de mayor tamaño y mejor físico. Acá, de lo que tenés, hay que hacer un jugador. Esa es la diferencia. Ellos tienen miles de jugadores y nosotros cientos. Al que podemos agarrar y desarrollarlo técnica y psicológicamente, es el que podrá jugar. Dos de los posibles shortstop de la selección argentina, Nicolás Solari y Agustín Tissera, miden 1,70, y es una desventaja. Ellos lo suplen con trabajo físico pero la diferencia está.

-Argentina ha logrado tener buenos resultados a nivel internacional, ¿cómo se compensa esa diferencia?
-El jugador argentino hace la diferencia en lo aguerrido, en creérsela, más estos chicos que van teniendo contacto y ven resultados. Eso es muy positivo para medirse con estos jugadores o equipos. El argentino es tremendamente competitivo, perseverante, y hoy esta convencido que pueden jugar en cualquier parte del mundo. De hecho lo pueden hacer.

-Se vienen los Juegos Panamericanos en Lima, ¿qué panorama tiene la selección de los Gauchos?
-Argentina tienen un tremendo equipo. Ya hace años que tiene jugadores de nivel, con experiencia, con un buen trabajo atrás. Se ha mejorado en bateo. No hace muchos años atrás, cuando el pitcher rival pisaba las 90 millas, ya no se bateaba, hoy eso no es un problema. Si tenemos una debilidad en el pitcheo. Al no tener la potencia de los demás equipos, podríamos emparejar por esto de aguerrido, de guapo, eso más la inteligencia. En la defensa no hay mucha diferencia.

-¿Y Córdoba? La Liga sumó un nuevo club cordobés, y los Cóndores fueron protagonistas.
-En lo que es el béisbol de Córdoba, Dolphins, por una cuestión de cantidad de jugadores e infraestructura está un escaloncito por encima. Arias es un equipo sumamente competitivo, lo que es buenísimo para Córdoba, y esperemos que el colegio La Salle, con la incorporación a la Liga, dé el salto de calidad. Vienen haciendo un buen trabajo, con un equipo joven, y esperemos que esta Liga pueda hacerlos crecer más rápidamente. A nivel de equipos provinciales, este año trabajamos muy duro en las inferiores del club, hoy se apunta al desarrollo, y esperamos desde ahí apuntalar a Córdoba. En mayores, Córdoba juega de igual a igual con cualquiera, pero en menores nos está costando. Lo  vamos a lograr, es un proceso.
Volver a Noticias de BÉISBOL