Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

DEPORTE ADAPTADO: "Más rápido o más lento llegan a la misma meta" (Lucía Olmos, coordinadora de El Placer de Jugar)

DEPORTE ADAPTADO:

La profesora Lucía Olmos es la coordinadora de la Fundación El Placer de Jugar, la institución que preside Gustavo Eguiguren y que trabaja con chicos con autismo en las instalaciones del club Las Palmas de la capital cordobesa. 

Ella, junto a otros profesores, son los encargados de preparar a los chicos que concurren a la escuela deportiva para que logren "su autonomía, tanto en cosas cotidianas como en el desarrollo de las actividades que les proponemos motriz y socialmente".

ESTE SÁBADO LOS CHICOS DE LA FUNDACIÓN PARTICIPARÁN EN LA SEXTA ETAPA DE LA LIGA MUNICIPAL DE NATACIÓN

A partir de su trabajo, y de la inserción de algunos chicos en actividades deportivas-recreativas, los resultados están llegando. "La verdad que ver su evolución es muy gratificante, porque como todas las personas cada uno tiene un proceso de aprendizaje distinto. Más rápido o más lento llegan a la misma meta", expresa Lucía. "Y ver cómo van avanzando en mínimas cosas, para nosotros es un logro", agrega.

Lucía aclara que "su respuesta ante los distintos estímulos es muy variada por lo que, junto con el grupo de profes, tratamos de proponerles actividades que les generen placer y a la vez desafío".

Para su labor, la coordinadora debe considerar en la planificación las características propias de los alumnos. En ese sentido, el primer aspecto a considerar en el trabajo con ellos "básicamente es la frustración. A veces uno como profe genera expectativas de logros en los niños que por ahí nunca llegan, pero eso no quiere decir que no sea capaz de cumplirlos, sino que lo realizará en otro momento o tiempo diferente al que nosotros pensamos".

En esa labor, el factor tiempo no es un condicionante. "No se trata de que los objetivos se cumplan rápido, sino que sólo se cumplan. En el tiempo que sea necesario, en el que ellos puedan y de la manera que les salga. Lo único que un profe debe tener es paciencia y perseverancia, porque estoy convencida de que con eso, cualquier joven con autismo o con cualquier tipo de discapacidad puede lograrlo", asegura.

Y más allá de su labor profesional, Lucía ha generado un vínculo con los chicos a cargo: "Para mí todos somos seres únicos, tengamos autismo o no. Todos tenemos una luz particular que nos distingue de los demás, y ellos son nuestras lucesitas a las cuales tenemos que cuidar y mimar. Es tan amplio su amor que en muchos casos uno aprende más de ellos, que ellos de uno. Y ese es el gran regalo de esta hermosa profesión".

A la paciencia y perseverancia, Lucía le agrega ese compromiso profesional y personal para que los chicos logren sus objetivos. Por eso "el placer de jugar" se pone de manifiesto en cada gesto y cada acción que emprenden los chicos que aprenden, paso a paso, a desarrollar su autonomía.

Contacto: El Placer de Jugar. (351) 758-8383.
Volver a Noticias de Deporte Adaptado