Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

MUNDIAL DE RUSIA 2018: Argentina frente al espejo

MUNDIAL DE RUSIA 2018: Argentina frente al espejo

Un equipo sin alma, sin juego, sin actitud, no puede ser campeón. Ni siquiera meterse entre los mejores del Mundial de Rusia 2018. Este equipo que dirige Jorge Sampaoli tiene grietas internas que quedan en el vestuario, y está muy lejos de aquellos equipos ganadores de 1978 y 1986. Y son grietas que no están sólo en la fragilidad conceptual del técnico, sino en el corazón mismo de los jugadores.

Porque es cierto que Sampaoli plantó cualquier cosa en estadio ruso frente a Croacia. Pero también es cierto que el error de Caballero es de principiante, que no dieron dos pases seguidos buenos, que Messi estuvo lejos de tener actitud, que se repiten en los centros y nadie va a buscar, que estuvieron imprecisos al punto de parecer que no supieran conceptos básicos.

Esta Argentina se parece más a los equipos de Suecia 58, Chile 62, Alemania 74, desorganizados, con un desastroso respaldo dirigencial, con cambios de técnico, sin partidos amistosos previos, con partidos cancelados en la gira previa. Sampaoli será el fusible, pero hay una generación agotada. Hace poco Javier Frana le dijo a Talento Sports: "antes jugábamos por la camiseta, sin besarnos la camiseta". Algo de eso hay en este equipo argentino de Messi y compañía.

Lo que viene

La selección argentina deberá sacar cuentas. Este viernes Nigeria se topará con Islandia en Volgogrado (desde las 12) y será un duelo clave para condicionar la fecha decisiva.

Pero, ¿qué le conviene al seleccionado de ahora en más?

Un triunfo de Nigeria, ya que es el rival que enfrentará en la última fecha y ante ese escenario pasaría a depender de su actuación para pelear por el boleto a octavos.

Si Islandia vence a Nigeria, la Selección tendrá que vencer a los africanos en la última fecha y esperar que los islandeses pierdan contra Croacia, siempre prestando atención a la diferencia de gol.

Si es un empate entre Nigeria e Islandia, Argentina deberá imponerse sobre el combinado africano y esperar que Islandia empate o pierda frente a Croacia.

El último partido será el próximo martes (desde las 15) en San Petersburgo contra Nigeria y ante cualquier contexto la obligación será la misma: ganar. A la misma hora, en Rostov del Don, se jugará el mismo encuentro del grupo: Islandia-Croacia.
Volver a Noticias de FÚTBOL