Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

GOLF: “Quiero jugar a un nivel alto por muchos años” (Liliana Cammisa, golfista profesional)

GOLF: “Quiero jugar a un nivel alto por muchos años” (Liliana Cammisa, golfista profesional)

Hay muchas maneras de saber que se está por el camino correcto. La más común es por los resultados. Pero es la convicción interior que no se apaga, sino que por el contrario se intensifica a medida que aumenta la adrenalina y las exigencias, la mejor manera de tener esa certeza. En ese sentido la cordobesa Liliana Cammisa la tiene. Con sólo 25 años es golfista profesional y tiene la mira puesta en llegar al Tour Europeo, pero aun cuando sus metas son ambiciosas, no se pone límites.

Es una de las dos golfistas profesionales que tiene el país en los tour mundiales. Surgida de Alta Gracia, “Lili” disfruta del golf y quiere más.

“Estoy contenta porque siempre supe que quería hacer esto, desde muy chiquita. Y siempre supe que iba a tener que superar ciertas etapas como jugar juniors; después ir a la universidad en Estados Unidos, para jugar en el equipo de golf y darme cuatro años para prepararme hasta hacerme profesional. Ahora estoy empezando a vivir la carrera que siempre supe que quería seguir, y muy convencida de a dónde estoy apuntando. En unos años quiero ser una de las mejores golfistas del mundo y voy a darme tiempo que necesite para llegar ahí”, anticipa.

Sobria, reflexiva, a los 25 años ha encontrado la madurez para poner los pies en la tierra, sin dejar de mirar hacia arriba.
-Planteaste una estrategia de crecimiento.
-Me hice profesional hace dos años, y obviamente siempre apunté al LPGA, que es lo más alto que uno puede llegar en el golf. Empecé jugando en Estados Unidos con la idea de ir directo hacia esa meta; jugué dos años en ese país en los tours más chicos, y el año pasado me tenté con la idea de seguir el camino por Europa. Primero apuntar al tour europeo y hacer de eso una escuela para crecer y poder llegar al LPGA. Este año voy a estar jugando en el Access Tour, que es el segundo tour del Europeo, con la idea de meterme en el tour más grande y seguir ese camino.

-¿Quién te guió en esa planificación?
-Como junior y desde chica, mi familia me acompañó siempre, y se encargó de armarme todo. Pero después me fui a vivir a Estados Unidos y a los 18 empecé a organizar todo. En Argentina no hay mucha gente que haya hecho este camino así que es difícil que alguien te pueda aconsejar. Siempre traté de preguntar cómo hacían, y te vas enterando qué tours o torneos jugaba cada uno, y fui eligiendo qué era lo mejor y me convenía hacer. Mucho fue por prueba y error.

-¿Qué hace falta para ser profesional?
-Mucha disciplina, entrenar mucho, ser muy prolijo en tu trabajo y no dejar cosas al azar. Entrenar bien todas las áreas de tu juego. Es tan importante entrenar la técnica como trabajar en el gimnasio, o mentalmente; también descansar, prestar atención a todo, y sobre todo poder bancarte los momentos malos, porque los momentos lindos todo es fácil. Es lindo entrenar, podés pasar un montón de horas sin que te cueste, pero cuando jugás mal te la tenés que bancar y tenés que seguir haciendo lo mismo.

-¿Qué se puede esperar del profesionalismo?
-Lo más lindo son todas las oportunidades que se te presentan. El viajar y conocer gente que nunca hubiese conocido de otra manera. Son un montón de cosas distintas, ¡y que tu hobby sea tu trabajo! Lo más duro es no estar nunca en tu casa, vivir de hotel en hotel, y no poder tener esa estabilidad que todos tienen. Me paso meses sin volver a casa. Pero para mí es muy natural porque siempre viajé mucho desde muy chica. Empecé a viajar en torneos internacionales cuando tenía 11 o 12 años. Esas cosas me fueron ayudando para que esto fuera lo normal y no extrañase tanto eso.

-Estás trazando un camino que pocos hacen en Argentina, ¿te considerás una referente?
-Hice el camino que siempre supe que quería y le metí para adelante. Cuando me fue bien seguí y cuando me fue mal traté de cambiar. Pero no lo hice como para que alguien me siga. Si alguien me sigue y puedo ayudar, encantada, porque a mí me faltó eso, no tuve alguien a quien seguir o pedirle un consejo.

-Con tu juego, y en ese camino, ¿estás para competir en buen nivel en el Tour Europeo?
-Sí puedo estar ahí. Si no me viese que puedo llegar sería muy difícil alcanzar la meta, porque todo empieza en la cabeza antes de que lo pueda hacer en un torneo. Ahora que voy a Europa creo que puedo jugar bien y competir. En cuanto a mi proyección en el LPGA tengo que seguir creciendo como profesional y como jugadora. Hay muchas áreas de mi juego en las que puedo seguir mejorando, y me daré el tiempo que necesite para eso. Así podré verme compitiendo contra las mejores ante de tener que hacerlo.

-Si cerrás los ojos, ¿en qué situación te visualizás festejando?
-Más que ganar un torneo, me gustaría poder tener cierta estabilidad y poder jugar por mucho tiempo en el LPGA, siendo estable y ser alguien que esté siempre en los torneos. Obviamente quiero ganar el tour, me gustaría ganar un Major, pero lo que más quiero es poder jugar a un nivel alto por muchos años.

Liliana Cammisa partió a Fort Lauderdale (Estados Unidos) para ultimar su preparación con vistas a Evian (Francia). Campeona con Argentina en los Sudamericanos Prejuvenil, Juvenil y Copa Andes; campeona con su universidad en la Liga estadounidense; campeona de Optimist, una especie de Mundial junior; tres veces elegida entre las 10 mejores de la Liga universitaria estadounidense; Lili tiene argumentos suficientes como para ilusionarse. 

Pero la muestra más firme de que está por el buen camino es su propia convicción, que se intensifica mientras mayores son los desafíos.

Volver a Noticias de Golf