Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

YOGS 2018: Los campeones en Juegos Juveniles, a los podios mundiales

YOGS 2018: Los campeones en Juegos Juveniles, a los podios mundiales

Mientras se acerca la tercera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud, en Buenos Aires entre el 6 y 18 de octubre, este evento ya ha catapultado a muchos atletas a la fama deportiva del máximo nivel.

Con grandes figuras en sus deportes como Jones, Ramírez, Le Clos y Da Silva, que han logrado alcanzar sus logros de los Juegos Olímpicos de la Juventud al nivel de élite, el desafío para quienes compitan en la capital argentina para intentar seguir sus pasos es evidente.

Singapur 2010 y Nanjing 2014 fueron trampolines para algunos de los nombres más grandes que brillaron en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y Rio 2016 con grandes victorias. Ahora, Buenos Aires 2018 está decidido a continuar con esta fuerte tradición.

Chad Le Clos comenzó su travesía hacia la grandeza Olímpica en la piscina de Singapur en 2010. Fue en ese lugar donde el sudafricano se volvió famoso a los 18 años, y posteriormente regresó a su país con la impresionante cantidad de cinco medallas, incluyendo el oro en los 200 metros combinados.

A partir de ese momento, Le Clos se enfocó decididamente en Londres 2012 donde tuvo una actuación magnífica en la final de los 200 metros mariposa logrando vencer a su héroe, el legendario Michael Phelps, para ganar el oro. Dos medallas plateadas cuatro años después en Río hicieron que Le Clos se convierta en el deportista Olímpico sudafricano más condecorado de la historia.

El equipo femenino australiano de natación también brilló en Singapur, donde Madison Wilson y Emma McKeon fueron clave para el éxito dorado en la competencia de relevos, como así también para ganar la suma de nueve medallas entre las dos. El dúo casi logra repetir esa increíble cantidad de medallas en Río hace dos años, ganando en total seis medallas, y otra vez el oro en relevos.

El ascenso de Thiago Braz da Silva también comenzó en los Juegos Olímpicos de la Juventud SIngapur 2010. El garrochista brasileño estuvo a la altura de las circunstancias y alcanzó su mejor marca personal de 5,05 metros en la final para ganar la plata.

Cuando llegó Rio 2016, el deportista ya tenía 22 años y estaba listo para cumplir con su destino. Frente a la hinchada local, da Silva rompió el récord Olímpico en salto con garrocha con 6,03 metros, su primer salto por encima de los 6 metros en su carrera, para ganar un oro que nadie olvidará y convertirse en un héroe nacional de la noche a la mañana.

En el mundo del boxeo, el cubano Robeisy Ramírez hizo delirar al público en su rumbo al oro de peso gallo en los primeros Juegos Olímpicos de la Juventud antes de arrasar en las competencias de Londres 2012 y Rio 2016, posicionándose en el grupo de los mejores atletas Olímpicos del país caribeño.

De hecho fue una batalla de campeones de los Juegos Olímpicos de la Juventud en la final de Río. Ramírez protagonizó una increíble pelea con el estadounidense Shakur Stevenson, rey del peso gallo en Nanjing 2014.

En la historia de los Juegos Olímpicos de la Juventud, solo tres atletas de gimnasia lograron ganar el oro al nivel de élite; Alina Makarenko, Ksenia Dudkina y Karolina Sevastyanova formaron el pilar de los equipos de rítmica rusos tanto en Singapur como en Londres. El plantel de jóvenes atletas rusos talentosos incluyó también hace ocho años a yana Egorian, una esgrimista nacida en Armenia que ganó el oro en sable por equipos e individual, una hazaña que logró repetir en Río.

La superestrella inglesa del taekwondo, Jade Jones, se posicionó en el escenario mundial con el oro en la categoría 55kg en los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2010. Luego alcanzó la cumbre con dos oros en 57kg en los Juegos disputados en Londres y nuevamente cuatro años después en Río. 

En la competencia de 67kg en Río, Zheng Shuyin también repitió su gran desempeñó que la llevó a lo más alto del podio, ganando la primera medalla de oro Olímpica en taekwondo para China en 12 años.

Mientras los Juegos recién llegan a su tercera edición, el éxito en los Juegos Olímpicos de la Juventud se ve firme para traducirse en oro a nivel élite con mayor regularidad mientras seguimos los pasos de la última camada de talentos de Buenos Aires 2018 rumbo a Tokio 2020 y París 2024.
Volver a Noticias de CIRCUITO OLÍMPICO