Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

JUDO: “El camino es a un solo lugar y hacia allá vamos todos” (José Morales, presidente de la FCJ)

JUDO: “El camino es a un solo lugar y hacia allá vamos todos” (José Morales, presidente de la FCJ)

La primera impresión de José Morales, presidente de la Federación Cordobesa de Judo, es la de transparencia. De profesión médico y judoca por vocación, hoy dirige los destinos de la institución con un perfil como el propio, equilibrado y deportivo. Rodeado de “colegas”, como define a quienes han practicado el judo “desde siempre”, el titular disfrutó de un año pleno de éxitos.

“Nuestro balance es altamente positivo. Deportivamente los chicos anduvieron muy bien, y en  la iniciación en el judo también tuvimos muy buenos resultados. En el primer Campeonato Nacional Apertura, que se hizo en San Juan en abril, Córdoba sacó 14 medallas de oro, otras tantas en plata y otras tantas en bronce, y quedó en tercer lugar; y en el cierre con el Campeonato Argentino Clausura en noviembre, Córdoba quedó primera”, rescata Morales. “Y a nivel internacional hubo judocas como Agustín Gil, que fue subcampeón del mundo, campeón panamericano y sudamericano; el chico Tomy Sosa fue subcampeón sudamericano en Chile; y otros fueron mundialistas como Ana Luz Acosta y Tomas Couzo”, agrega.

-Si tuvieras que rescatar tres hitos importantes de tu gestión, sean deportivos o no, ¿cuáles serían?
-Uno de los principales es que unas 8 o 10 personas estamos trabajando e intentando mejorar le judo y la cantidad de judocas en Córdoba. Estamos trabajando en equipo y eso es un logro importante. El segundo es que tenemos un cuerpo técnico de gente muy capacitada en el área entrenamiento, enseñanza, en arbitraje, en iniciación deportiva, que tiene que ver con lo anterior, con la cantidad de judocas que se están acercando a la federación. Y el tercero es la de resultados deportivos, que hace que los chicos participen, se entusiasmen con los viajes y  con todo lo que hay alrededor de un viaje deportivo.

-¿Qué le falta entonces?
-Tal vez más conocimiento, la comunicación del deporte, el desarrollo deportivo y la cantidad de chicos que hoy no alcanzó el número deseado, porque hubo otras épocas con mayor cantidad de judocas.

-Tu gestión es de 4 años, hasta 2020, ¿es suficiente para lograr el desarrollo que pretendés?
-Tenemos un buen tiempo de desarrollo, cuatro años son suficientes para demostrar las cosas que podemos hacer y desarrollar.

-En ese desarrollo está ampliar la base de deportistas.
-En relación con deportes similares, comparados con karate, taekwondo, estamos en números similares. He hablado con presidentes de otras federaciones y todos nos quejamos de la falta de deportistas. Es el principal déficit de estos deportes de lucha o combate.

-Cuando hablas de logros, la referencia es a juveniles, pero el judo cordobés tiene un rico pasado en Mayores, ¿Cómo están ahora?
-En ese nivel ahora tenemos poco, pero mejoramos en comparación el año pasado. En el Nacional 2016 tuvimos dos participantes en Mayores en la Primera División, y este año fueron casi 12 deportistas, con tres finales en las categorías 60, 66 y 73 kilos. Es auspicioso porque fueron chicos de 18 y 19 años que todavía le quedan varios años para madurar en esa categoría.

-¿Cuál es el judoca referente de hoy?
-Sin dudas es Agustín Gil, ha tenido un año excepcional y tenemos que ir muchos años para atrás para encontrar un judoca cordobés que en un año haya sido campeón sudamericano, panamericano y subcampeón del mundo por una diferencia mínima y un fallo ajustado en la final del mundial de cadetes. Y no sé si lo encontramos. Es un chico de 15 o 16 años con un potencial enorme. Por supuesto que es un proyecto que hay que acompañar y apuntalar. A nivel federativo y en su famiia, Agustín tiene un gran apoyo.

-En el judo se nota una gran camaradería y una vigencia en el deportista. ¿Es como una familia?
-Somos una gran familia, y como toda gran familia hay relaciones y disenso, pero es lógico. Antes de estar dirigiendo en la Federación cordobesa habíamos implementado que los cuatro o cinco judocas en la historia del judo argentino, como “Pancho” Morales, Nico Cruces, Andrés Loforte, Jorgito Lencina, Claudio Maldonado, y si me olvido de alguien disculpas, se junten a entrenar. Tienen una gran relación, muy amplia, abierta, como una gran familia. El camino es a un solo lugar y hacia allá vamos todos, con nuestras diferencias, virtudes y defectos.

-Es evidente que la visión de la Federación es deportiva y no tan institucional.
-En esta última comisión directiva te diría que, del total de 20 miembros, no debe haber menos de 15 o 16 que han sido siempre judocas, que hemos competido. Y es más fácil hablar con un colega que con un dirigente que estaba por sus hijos. Es más fácil comunicarse, mucho más fácil interpretar lo que nos falta, las dudas que tenemos, porque somos colegas y hablamos casi todos el mismo idioma.

-¿Qué te dejaría contento cuando al final de mandato entregues las llaves de la sede de la Federación?
-Que armemos una estructura para que en el futuro sepamos cual es el camino a seguir. Vamos a seguir con los chicos, promoviendo el judo, la iniciación deportiva, el judo social, para hacer que nuestro deporte se conozca un poco más, así los grandes logros que han tenido todos los chicos en los últimos 20 o 30 años puedan seguir un camino marcado. Que sean los primeros pasos de un camino largo y fructífero.
Volver a Noticias de ARTES MARCIALES