Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

HOCKEY: Georgina Gutiérrez y la frescura de unas pequeñas “leoncitas” en Dolphins

HOCKEY: Georgina Gutiérrez y la frescura de unas pequeñas “leoncitas” en Dolphins

Georgina Gutiérrez (21) se rodea de las seis pequeñas jugadoras que desde hace unas pocas semanas se incorporaron a las clases de hockey en el club Dolphins. Ellas escuchan, y sonríen, hacen bromas. Con paciencia, la profesora las hace jugar, les transmite las reglas, y mantiene el entusiasmo que exige el manejo de un grupo. 

A pesar de su juventud, Georgina tiene cinco años de profesora de divisiones inferiores en la UNC. Y con su experiencia y pasión por la enseñanza, forma a las nenas en otro deporte que se sumó al club de Villa Eucarística.

“Desde hace 10 años juego en la UNC. Empecé en las inferiores y hoy juego en la Primera. Nunca cambié de club, y también estoy como entrenadora de la quinta división, y encargada de la preparación física del plantel superior y juvenil -cuenta la profe, que en dos semanas recibirá el título de Profesora de Educación Física-. Empecé a dar clases de hockey a las niñas a los 16 años. Eso me ayudó a darme cuenta de lo que quería ser, profe de educación física”.

Llega el momento de un picadito. Los conitos de colores son los arcos, hay marcas designadas, pero las niñas corren, buscan la pelota, participan. Y hay goles, festejados y gritados. Georgina sigue en su relato.

El Hockey para mí es un estilo de vida, no es sólo un deporte que te mantiene físicamente y mentalmente bien, sino que te enseña valores, que siempre hay una compañera a tu lado, apoyándote. Lo más importante es el compañerismo y el respeto que se tiene. De por sí es un deporte de contacto, no puedo jugar sin el oponente, así que se aprende a respetarlo, porque sino no podemos jugar”, interpreta.

Claro que “en Dolphins soy profe, no entrenadora, porque busco que mis alumnas aprendan otros valores. A edades tempranas se aprende mucho. Y me gusta salir de la estructura federada y trabajar con los chicos con más diversión e inclusión”.

Georgina se siente bien en el club. Su ambiente familiar, el perfil de profesores y deportistas, la han recibido bien. “Dolphins me parece un club muy contenedor, me siento muy contenida ahí. No había tenido contacto con ese club, pero es muy familiar. Además el trato que tenés con los otros profes es bueno porque te incluyen”, explica.

La escuelita va de 4 a 12 años. Por ahora Georgina le enseña a niñas de 4 y 5 años, aunque la idea es ir abriendo otros niveles y edades. Se les hace hacer más que nada juegos porque a edades tan chicas no las atrapa el hockey como deporte.

Sobre sus objetivos, la profesora dice: “Me gustaría llegar a formar no un club competitivo sino una escuelita con muchas alumnas de varias edades. Tenemos una linda cancha, así que buscaremos sumar más alumnas para hacer torneos, y ser conocido como sede de torneos de hockey”.

-¿Qué es lo que te gusta de la enseñanza del deporte?
-Siempre me gustó pensar la educación como algo lineal, que el alumno y el profesor se puedan transmitir cosas. Ellos también me enseñan cosas desde otro punto de vista. Esa relación con el alumno es lo que me gusta. Que me den otras formas de mirar, los diferentes puntos de vista que tienen los alumnos, y desde las perspectivas de sus edades. Porque una nena de cuatro años te va a enseñar muchas cosas que como grande olvidamos”. 

La clase termina. Las seis pequeñas deben recoger los conos y las pelotas. Es parte de su formación, pero lo hacen contentas. Han jugado y se han divertido sin perder el respeto y la disciplina. Y se van con un poco más de destreza en el juego, y con más valores incorporados a su formación. Hasta la próxima clase.
Volver a Noticias de Polideportivo