Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

KARATE: Los Nieto, de generación en generación en la Shito Ryu Genbukai

KARATE: Los Nieto, de generación en generación en la Shito Ryu Genbukai

Algunos valores no se olvidan y es necesario mantenerlos. Y entre ellos, la transmisión de experiencias de padre a hijo, los momentos compartidos, son claves en el lazo familiar.

En la escuela Shito Ryu Genbukai, que dirige la sensei Ramona Martínez en el club Municipalidad, eso se mantiene vigente.

Daniel Nieto y su hijo Gustavo (12 años) comparten el karate juntos, bajo la formación que imparten su sensei y Sebastián Piedra.

“El karate, más que deporte es una disciplina, y si se toma por ese lado, como estilo de vida, te deja cosas muy buenas. Con Gustavo hable de chiquito de la experiencia que tuve, y le gustó. Un día nos enteramos por una ex compañera que la profesora estaba buscando a los ex alumnos para los festejos de los 30 años de la escuela. Vinimos en diciembre pasado, nos reencontramos con la profe y retomamos las clases”, cuenta papá Daniel. “La verdad es que Ramona, como persona es excelente y como profesora mejor todavía. Las clases son especiales, hay calor humano, son amenas, y eso se siente”, agrega.

Gustavo asiente: “Mi papá me contó de chiquito sobre la profesora, y me gustó el karate porque me enseña a ser disciplinado, por sus clases, se siente bien venir a clases y es muy buena la profe”. Para él, el karate le hace sentir “más seguro, más confiado, sé que me puedo llegar a defender”. 

Pero valora mucho hacerlo con su progenitor: “Me pone contento practicar con mi papá, siempre me dice que me quiere enseñar y que sea mejor que él, me corrige y eso está bueno. En el Dojo nos ayudamos entre todos”. Si bien considera al karate como defensa personal, pronto Gustavo comenzará a competir en kata y kumite: “espero que pueda ganar una medalla”, expresó.

Papá Daniel lo escucha y se enorgullece. “Es un orgullo estar con mi hijo en el Dojo, es algo muy bueno. Hoy como está la calle, la gente, es bueno porque el karate no es agresivo, sino todo lo contrario. Te prepara para saber defenderte pero no para andar agrediendo. Y estar practicando el deporte juntos complementa un poco las horas que estas fuera de casa”.

Familia, respeto, disciplina, valores que se conservan en la escuela Shito Ryu Genbukai de Ramona Martínez, y se transmiten de generación en generación.

Volver a Noticias de ARTES MARCIALES