Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

MATÍAS AMARFIL: “Quiero ser campeón argentino y voy a dejar mi corazón”

MATÍAS AMARFIL: “Quiero ser campeón argentino y voy a dejar mi corazón”

Tiene 23 años, es de La Rioja, y por suerte para él y el motociclismo, pudo correr en 600cc dos años antes de la fecha perentoria que se había fijado. Matías Amarfil se incorporó al Ale Cento Racing en 2016, y su rendimiento fue tan satisfactorio que este año arranca con pretensiones de campeonato en la Stock Bike. Una caída en el último entrenamiento le fracturó la clavícula, pero eso no lo hará detenerse.

“Llegué al equipo gracias a Plaza Moto, me hizo dar una prueba y me encontré con un equipo que tiene mucha experiencia con muchísimo logros y un dueño de equipo (Alejandro Cento) muy bueno y que brinda mucha confianza a sus pilotos nuevos. Tiene mucho para enseñarme y tengo mucho por aprender. En todo momento me brindó toda su confianza y eso me ayudó a sacarme el miedo y los nervios, sentí que corría en 600 toda mi vida como si no fuera la primera vez que me subía a una moto de esa cilindrada”, cuenta el piloto riojano.

Sobre cómo encara la temporada, dijo: “Este año me siento muy bien. Entrené mucho el físico, hago doble turno en el gimnasio porque en mi debut en la categoría fue bueno pero me sentí muy cansado al final de la carrera y supe que tenía que entrenar el doble de lo que venía haciendo. Este año quiero ser campeón argentino de motociclismo y por eso voy a dejar mi corazón tanto en la pista como en el gimnasio”.

Matías comenzó a subirse a la moto cuando tenía 11 años en el autódromo de la Ciudad de La Rioja en la categoría provincial 110cc libre. Era menor de edad y se necesitaba un permiso de los padres para poder competir; y fue ahí cuando hizo un trato con su madre de dejar de hacer picadas en las calles, en las que no había protección, y sí hacerlo en un autódromo dónde tenía protección. “Apenas comencé tuve buenos resultados y eso me dio lugar a soñar con ser campeón argentino de motociclismo de velocidad. Me puse una meta: si no llegaba a correr en 600cc hasta los 25 años no lo haría más!  Y lo logré a los 23”, explica.

Sobre su forma de conducir, explica que “a veces arriesgo mucho pero me gusta escuchar a mis compañeros y al dueño del equipo para seguir aprendiendo y creciendo como piloto! No me conformo, siempre quiero más! Aprender más, mejorar, ser más rápido, y eso me llevó a donde estoy ahora”.

Para ello confía plenamente en lo que puede lograr con el Ale Cento Racing. “Lo que me sedujo del equipo fue su estructura, su pasión y sobre todo ¡su dedicación! Y lo que me dio confianza fueron sus logros obtenidos (campeonatos ganados). Lo que me hizo saber que era el equipo donde me quería quedar fue el grupo que formamos entre todos pilotos y mecánicos. ¡Un EQUIPO con todas las letras!

Matías tiene un sueño por cumplir: “Mi objetivo es llegar a correr en el MotoGP, también en el Superbike mundial. Es el sueño que tengo desde los 11 años, y me gustaría que me recuerden como un gran campeón como Valentino Rossi. Claro que tengo mucho por mejorar y aprender. Lo primero es ir paso a paso, aprender a trabajar junto al equipo y respetar más la moto y hacer caso al dueño del equipo, que de esto sabe mucho”.

Volver a Noticias de AUTOS - MOTOS