VIDA SALUDABLE: Cómo protegernos al hacer deporte bajo el sol

Empieza el verano y con él llega la exposición prolongada al sol al practicar deporte al aire libre. Sin embargo, la exposición al sol sin ser cautelosos puede generar graves consecuencias, como enfermedades cutáneas y la aparición de manchas.

Según el Centro Nacional de investigaciones Oncológicas (CNIO), la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el Grupo Español Multidisciplinar del Melanoma (GEM) y la Academia Española de la Dermatología y Venereología (AEDV), cada año se diagnostican 3.800 nuevos casos de melanoma en España. Es el tumor responsable del 80% de los fallecimientos por cáncer de piel.

CONSEJOS
Por todo ello, la especialista Marta García, con su centro en Oviedo (Asturias), ofrece consejos para evitar los peligros del sol:

Crema y más crema. A pesar de que debería usarse durante todo el año, en verano es aún más importante no olvidarse de la crema solar. La crema debe aplicarse incluso al salir de casa. Es recomendable aplicarla 30 minutos antes de la exposición solar y hacerlo cada 2 horas.
¿Pero qué crema? No hay una piel igual a otra. De hecho, una misma piel cambia dependiendo del momento vital y hay que escoger el nivel de protección de la crema según el fototipo de cada piel. 

Perfect timing. Es recomendable evitar la exposición al sol entre las 12 y las 16 horas. Es el momento del día en que los rayos son más intensos. Sí a los maquillajes con fotoprotección.

Dieta rica en antioxidantes. Este tipo de dieta hará la piel más resistente a las manchas solares. Algunos alimentos con esta cualidad se encuentran entre las frutas y verduras. Se trata de los tomates, las zanahorias, los cítricos, las coles, las espinacas. 

Evitar cosméticos perfumados o colonias. Las colonias o cosméticos perfumados pueden generar reacciones alérgicas si se aplican antes de exponernos al sol. El alcohol o algunas sustancias cítricas que suelen encontrarse en estos productos son los causantes de la aparición de manchas.

Cuidado con el bronceado artificial. Si se es propenso a la aparición de manchas, es mejor evitar el uso de cabinas de bronceado y es más recomendable el uso de autobronceadores.

Autorevisiones. Finalmente, cada persona debería ir revisando su propia piel para observar si se ven manchas o lunares que han cambiado de tamaño, color o forma. Se debería consultar a un médico si son manchas asimétricas, con un tacto áspero, de varios colores, mayores de 5 mm. También si pican, sangran, tienen una superficie brillante o si parecen una herida, pero no cicatrizan.

Extraído y adaptado de www.cmdsport.com

Volver a articulos de Calidad de Vida