JAVIER FRANA II: "Lo valioso es lo que vivís de chico en el deporte"

Crítico con la realidad del desarrollo del tenis argentino, Javier Frana, un verdadero soporte del tenis argentino en los '90, confiesa que con el sistema actual de menores de Grado 1 y Grado 2 no hubiese logrado trascender en su deporte. Y valora la experiencia vivida en sus primeros años con la raqueta.

-¿Con esta realidad hubieses trascendido hasta
llegar a la ATP?
-No, yo con esta
realidad no, y con estos de G1, G2 nunca estuve a favor. Dicen que es un
deporte individual, pero es individual cuando ya te convertís en profesional. Pero
la formación, toda la etapa formativa, es colectiva. Entrenás con tus
compañeros de toda la vida, saben qué necesitás hacer, que tenés que mejorar,
qué no pudiste mejorar. Convivís con tus amigos en la evolución, te hacen de
sparring, les hacés de sparring, los ayudás a entrenar, los vas a ver jugar y
te vienen a ver. Antes íbamos en delegación, todos nos apoyábamos, te iba mal y
venían siete u ocho a acompañarte. Al que no le iba bien, iba con sus amigos y pasaba
el fin de semana. Si tenía que venir de Córdoba a Pinamar, de ahí a Neuquén, y
después a Mendoza y a Rafaela, y sé que no me va a ir bien porque no soy tan
bueno todavía, no hubiese seguido porque mi papá no me hubiese acompañado. De
hecho nunca me acompañó, siempre dejó que el tenis vaya por otro lado. Pero estaba
el micro, el grupo, el club, la federación que se juntaba en tal o cual ciudad
dependiendo a dónde había que disparar. Era un grupo, defendíamos una zona, y
eso nos mantuvo compitiendo cuando no teníamos buenos resultados. Si vos tenés
que tomar un colectivo solo, y pasar 11 horas de colectivo para saber que podés
ganar un partido, o en un buen caso dos, no te vas a hacer 1.100 kilómetros y
ni le vas a hacer gastar a tu papá 8 ó 10 mil pesos para jugar un torneo de fin
de semana. Eso te termina matando. Lo hable con Nalbandian -y no digo que esté
de acuerdo-, él hubiese sido bueno igual porque era bueno de chiquito, no era mi
caso. Pero en las dos situaciones los dos compartimos que los mejores recuerdos
están en esa época. Para un lado o para otro, lo valioso es lo que vivís de chico en el deporte, es lo que te pega, no importa si lo hubieses hecho bien o
no, el tema es que la experiencia es inolvidable.



-Y vos, mientras evolucionabas, “parchabas” tu
carrera también.

-
Era difícil, pero ahora
hay muchas cosas que están más accesibles. Antes para conseguir los cubregrips revisabas
un par de tachitos a ver si encontrabas uno mejor que el tuyo. Y en Estados Unidos,
que usaban y usaban, terminabas encontrando alguno o lo pedías. Hoy hay muchas
cosas que están más estandarizadas, tenés más opciones, más variedad, precios,
es más fácil encontrarlos. Se te rompía una raqueta y no era fácil reponerla. Hoy
con una tarjeta de crédito te compras una, lo tenes al alcance. Lo mismo la
indumentaria, antes comprar ropa deportiva no era tan fácil, hoy la tiene todo
el mundo. Pero igual sería difícil hacer una carrera así.


Volver a articulos de PERFILES