MARKETING Y COMUNICACIÓN: En el corazón de tu emprendimiento

A la hora de definir las partes de una organización, incluso las deportivas, la división básica genera coincidencia: una Dirección General, y luego se subdivide en Administración y Recursos Humanos, Finanzas y Contabilidad, Prestación de servicios o generación de productos, y Marketing, Publicidad y Comunicación.

En las organizaciones desarrolladas, el área de Marketing, Publicidad y Comunicación están insertas dentro, bajo los objetivos que fija la Dirección General, y cuentan con un presupuesto definido de antemano. 

¿Se puede dejar librado a la voluntad de un tercero los conceptos vertidos en nuestra propia comunicación? ¿Puede Messi, Federer, o Pep Guardiola, dejar que su imagen sea "manejada" por los caprichosos medios de comunicación? De ninguna manera. La comunicación y el marketing son parte vital del crecimiento de cualquier emprendimiento, y prescindir de ellos es prácticamente suicida. Por eso cuentan con departamentos de comunicación, que es mucho más amplio de lo que es llamado simplemente "prensa".

Es habitual que, cuando surge un emprendimiento deportivo (club, academia, deportista exitoso, federación), es resultado de la capacidad y el carisma de un técnico en la materia (un profesor, entrenador, o persona idónea). Y crece por el boca a boca hasta que este crecimiento encuentra el límite que puede tener todo emprendimiento manejado por una sola persona. 

Esa persona no puede estar en cancha, enseñar, cobrar, promocionar, publicitar, seguir estudiando, comparar insumos, ocuparse de organizar eventos o acciones motivadoras para sus socios. No es incapacidad, sino limitación. De ahí que, en la conformación de su estructura, debe saber cuándo recurrir a profesionales que lo ayuden a seguir creciendo.

Hace poco, en un curso de marketing y comunicación, los profesionales docentes dieron tips para manejar esas áreas a entrenadores de distintos deportes. Lo que no le dijeron es que además de saber qué conviene hacer (lo que es muy positivo), también hay que hacerlo (invertir tiempo, planificación, ensayo y error, y dinero), y hacerlo bien (compromiso, seguimiento) para que dé resultado. 

Por eso, zapatero a tus zapatos, cada uno debe hacer lo que mejor sabe hacer. Y si el éxito del emprendimiento llegó porque el profesor estuvo enseñando en la cancha o el gimnasio, simplemente debe dejar que especialistas hagan el resto.

TALENTO SPORTS
Marketing Comunicacional
www.talentosports.com.ar
talentosports@gmail.com


Volver a articulos de Marketing Deportivo