VIDA SALUDABLE: El entrenamiento funcional, un servicio del B.Fitness que crece en Dolphins

Además de los deportes competitivos, el Club Dolphins de Villa Eucarística es esencialmente un club abierto a la comunidad. Ese sector de la ciudad encuentra en el club un espacio de esparcimiento e integración, ya sea acompañando a los chicos en sus actividades deportivas o bien participando directamente.

Durante el verano, una de las más convocantes fue el entrenamiento funcional, que está a cargo del gimnasio B.Fitness que dirige Marcela Bitar, quien arrancó con 45 alumnos y, si se mantiene la curva de inscriptos, este mes superará los 100.


“Durante casi 8 años estuvimos a 100 metros de Dolphins con distintas actividades: musculación, entrenamiento funcional, pilates. Pero estábamos limitados en el espacio y me acerqué hace un año al club por la posibilidad de desarrollarme en distintas actividades y tener accesos a espacios del club”, cuenta Marcela.

Hoy, “una actividad muy concurrida es el entrenamiento funcional, porque se necesita espacio al aire libre y cubierto. Empezamos el entrenamiento funcional con 45 personas, y estamos en 70-80 personas, y mes a mes mejora el número. Vamos a superar los 100 alumnos en marzo según las proyecciones. El público va de 12 a 30 o 40 años, hombres y mujeres, o la familia entera. Se arma lindo clima en el grupo o la clase, y se ve el progreso de gente común”, agrega.

Entre los grandes atractivos que tiene el entrenamiento funcional es que tiene “modalidad libre”. El B.Fitness de Dolphins tiene horarios de mañana y de tarde, y cada persona va cuando puede. “Eso atrae mucho. Y otra cosa que atrae es el precio. Estamos cobrando 570 pesos en esta actividad. Por otra parte, la gente valora mucho no tener que cruzar la circunvalación para hacer ejercicio”, resume. 

“El gimnasio son los profes, los clientes y yo, todo en el Club Dolphins. Se pueden contactar con nosotros por teléfono, por el Facebook, el e-mail o instagram, y convenimos los horarios más cómodos”, asegura la directora del centro, que además cuenta con pilates, yoga y zumba. Todos servicios pensados para la gente que no tiene el alto rendimiento en mente, sino sentirse saludable.


Volver a articulos de Calidad de Vida