“EL CHINO” FERNÁNDEZ (3): La máxima alegría y un legado en las canchas de Estados Unidos

“Tuve muchas alegrías en el golf, siempre digo que soy afortunado en la vida. La más importante fue cuando, con mi hijo Gustavo de caddie, ganamos el primer torneo Senior en Minneapolis (Minnesota, Estados Unidos). Mi otro hijo Norberto, y Ester, por entonces mi mujer, estaban de espectadores entre 40.000 personas". El relato de Vicente "el Chino" Fernández, una gloria del golf argentino y ganador de más de 80 torneos, está a punto de revelar su mayor alegría en su deporte de siempre. Y no fue por el triunfo precisamente.

"No me había dado cuenta que Gustavo ya estaba llorando faltando 200 mts para llegar al green, lo mismo que Ester y Norberto. Cuando emboqué el último putt, subieron al green del 18 rompiendo todas las reglas del PGA. Nos abrazamos los cuatro. Siempre digo que si el Green estaba seco, lo regamos con las lágrimas. A raíz de esto, el comisionado de la PGA, después de vernos, sugirió que cada vez que haya un ganador, la familia suba al green del 18 a felicitarlo”, relata.
 
-Y eso trajo consecuencias.
-A raíz de eso, el esponsor de ese torneo y el director del torneo me dió a elegir tres cosas para hacer al año siguiente, cuando defendiera el título. Elegí algo que en Argentina tiene 36 años, un torneo en el que tres chicos sin hándicap, menores de 13 años, jueguen con un profesional. Le dije al director y al esponsor, y que pudiera invitar un profesional. Lo invité a Florentino Molina, que después no fue por lesión. Al año siguiente, en Minneapolis, 40.000 chicos intentaron clasificar para 40 lugares que había para jugar con 10 profesionales, ¡40.000 chicos de la calle!". 

Y continuó: "A mí me tocó jugar con un chico de una tribu india, que estaba bajo tutela y no podía hablar conmigo directamente, podía hacerlo a través del tutor, porque el chico tenía antecedentes delictivos. Fue un orgullo mayor cuando el comisionado de la PGA sugirió llevar esa idea a otros eventos del Senior Tour y lo hicimos. De ahí nació lo que se llama el first tee en Estados Unidos. Lamentablemente no puse la firma en eso, pero me siento orgulloso que haya sido el puntapié para que se diera. No solo en lo personal, sino que haya surgido de un argentino".


Volver a articulos de PERFILES