MARKETING DEPORTIVO: La autogestión en deportistas de alto rendimiento

En el deporte suele decirse que los deportistas demuestran hasta donde inconscientemente piensan llegar, al analizar los rivales. Algunos ven el primer partido, y otros suelen ver la llave o el fixture completo. Los primeros quieren sortear este paso y después ver qué es lo que viene, y los segundos ya están pensando en las instancias finales.

Los deportistas de alto rendimiento deberían analizar sus carreras deportivas con la misma visión: no mirar el calendario de torneos que tendré en lo inmediato, sino como voy a sostener varios años de competencia.

Como todo emprendimiento, la carrera de un deportista tiene costos (entrenamiento, viajes, hoteles, inscripciones, equipamiento, etc.). En los primeros años los padres suelen ser los sustentos económicos de esa promesa, y ya en el alto rendimiento, el financiamiento llega por el Estado.

La política de becas del Enard, que exige rendimiento deportivo para sostener el apoyo económico, le ha traído varios dolores de cabeza a muchos de los mejores deportistas del país. Ellos no entienden que no se los apoye, cuando han hecho enormes esfuerzos de entrenamiento y preparación, aún cuando no hayan obtenido medallas. Incluso no comprenden como elogiando y agradeciendo permanentemente al ente nacional, se rompe ese "compromiso afectivo" entre ambos, aún con montos que no son significativos (aunque ayudan, claro).

Sin entrar a evaluar si la política del Enard es adecuada o no (materia de otra discusión), el gran déficit de los deportistas es sostener toda su carrera en el apoyo estatal, que es lo mismo que hacerla pender de un resultado deportivo. Si ese resultado no llega, se corta el apoyo y chau sustento económico.

Como todo emprendimiento, los deportistas deben considerar el financiamiento de sus carreras y generar sus propios ingresos. Verse a ellos mismos como un deportista que tiene valor, y por lo tanto susceptible de recibir inversiones. Pero para eso hay que incorporar en la mente el desarrollo de la imagen, la generación de actividades y eventos, y destinar tiempo a esa parte de la "empresa" que les permitirá llegar más lejos. 

Es probable que para muchos sea desenfocarse de lo estrictamente deportivo, pero es un camino mucho más seguro, se verá "la llave" completa, y se evita así los sinsabores propios de haber puesto la base económica del proyecto deportivo sobre una superficie insostenible a largo plazo.

Consultas: talentosports@gmail.com.

Volver a articulos de Marketing Deportivo