TRIATLÓN: "Con la diferencia que hace el trabajo no se puede competir" (por Federico Campos, entrenador)

Analizando desde nuestra idiosincrasia, para los deportistas latinos el talento o el amor propio expuesto en una competencia, de alguna forma, puede hacer una diferencia. Pero en general, en los deportes de fondo, paga la consistencia. El atleta que puede sostener 10 años una carga crónica sin derrumbarse, indefectiblemente va a estar cerca de su máximo como atleta. 

Los que cultivan esta forma de pensar han demostrado, en los números, que con esa posición ante la vida y el deporte el atleta tiene resultados. Por eso entre los 30 mejores del mundo hay varios ingleses, españoles y alemanes. Es que desde los 8 ó 10 años ya empiezan a “cargar” a sus atletas-niños con las cargas que necesitan y las sostienen en el tiempo.

Lo opuesto se ve mucho en el deporte latino. Uno ve que Maradona, con un talento y amor propio inmensos, llega. Hay argentinos que dan el 110 por ciento en momentos claves y es admirable. Pero hoy por hoy con la diferencia que hace el trabajo no se puede competir. No hay trampas para achicar cinco años de trabajo. 

El problema está en la educación. Las diferencias de un ser humano a otro está en el entrenamiento diario, en repetir el gesto técnico muchas veces con la misma humildad y pasión que la primera vez. Sin aburrirse, sin grandes aplausos. A veces uno se encuentra solo en ese camino, el triatlón es de extrema soledad. Entrenás durante cinco o seis horas diarias y no te comunicás con nadie, y pagar ese costo es alto. Evidentemente por la forma de ser, a algunos anglosajones eso les resulta más simple. En cambio el latino en general, y el argentino en particular, necesitan el abrazo, la calidez, el afecto.

En el seleccionado inglés los chicos se van a un club y están casi internados, y los van formando para que en 10 años sean campeones olímpicos. Acá lo que ocurre es que a los 14 ó 15 años ven que un chico que nadaba bien, o trotaba, y le pinto el triatlón, lo hacen triatleta. Leen, copian las cargas de otros que vienen entrenados, y copian mal. Por eso ves que grandes atletas a los 21 años se fatigan y dejan, cuando hoy se ve que en el triatlón mundial, a los 40 años, siguen ganando. Ese atleta se dejó antes de largar. El problema es que queman etapas. En Australia o Inglaterra, a los 18 años te contienen y no te dejan correr más de 12 o 14 km por ejemplo. 

Muchos argentinos son extraordinarios en cinco años de trabajo y después terminan fuera del sistema. Es educacional, y por eso es importante que los Preparadores Físicos contengan a los atletas. El triatlón no es como el fútbol, donde el talento pesa mucho. En los deportes de fondo el resultado llega por el trabajo y los volúmenes.

(#) Federico Campos es entrenador de Martín Bedirian, uno de los mejores triatletas del país. También compite.

Volver a articulos de Entrenamiento